En la estrategia de Desarrollo Local Participativo (EDLP) DELOA 2014-2020 se buscó un desarrollo rural equilibrado y sostenible, lo que implica compaginar las exigencias sociales y económicas del desarrollo con las funciones medioambientales y culturales del territorio. En ella se recogen las principales posibilidades, oportunidades y necesidades del territorio desde el punto de vista productivo, económico, cultural, social y de equipamientos. Lo que garantizará que las oportunidades de desarrollo se adecuan a las características específicas de los distintos términos municipales. Apostando por un territorio económicamente diversificado, que contribuía al incremento de la calidad de vida y bienestar social y al uso racional de los recursos naturales y culturales.